Índice de Documentos > Malos tratos
 

Agresiones sexuales a menores

 por Mª Carmen Arasa Ayora

    Las agresiones sexuales a menores son motivo cada vez más habitual de denuncia, teniendo que recurrir los juzgados a los psicólogos para ayudarles en su cometido. No son pocas las familias, educadores y sanitarios que en alguna ocasión se pueden haber planteado la duda de si ese comportamiento o ese signo podría ser sugerente de una agresión sexual. Por ello, creo que se pueden destacar los siguientes puntos para que si llega una ocasión, ojalá nunca, se puedan tener en cuenta.

 

    ¿ Qué señales nos tienen que alertar de que el niño o niña está recibiendo un posible abuso ?

 

1º El hecho de empezar con insomnio o pesadillas nocturnas. Sería de interés conocer que es lo que dice en ellas, en caso de que emitan alguna palabra o algún gesto.

 

2º La anormal falta de concentración, que puede repercutir negativamente en los estudios.

 

3º En estado de Irritabilidad más o menos repentina del niño.

 

4º Aparición de cambios emocionales apreciables, como volverse más miedoso, desconfiado, más pegado a las figuras donde siente más protección, más introvertido.

 

5º Tener más dificultad para comunicarse con los progenitores; aunque pueden precisar compartir la experiencia con un semejante, o sea otro menor, deben saber que no los va a culpar por el hecho.

 

6º Pueden aparecer sentimientos de culpabilidad, infravaloración.

 

7º Alguna pequeña herida o irritación en la zona genital o anal y posibles quejas de dolor o molestias del menor en estas zonas, o bien la presencia de  alguna mancha de sangre en las prendas íntimas.

 

 

¿Cómo actuar ante la posible agresión ?

 

- Guardar la ropa íntima usada el día de la lesión, para posibles análisis. NO LAVARLA.  - - Acudir para una revisión médica en un centro clínico de urgencia.

- Presentar denuncia ante la policía.

 

Todas estas medidas son para realizarlas con urgencia.

- Los adultos tenemos que actuar con firmeza, procurando no mostrar nerviosismo al niño.

- Tratándole siempre con cariño hay que darle a entender al menor que confíamos en él y estas medidas son para protegerle a él y a otros niños.

- Es importante que no se demore el informe psicológico, pues en caso contrario, resulta muy difícil diferenciar entre fabulación y realidad, debido al deseo de olvidar del niño, a las dificultades de memoria que aparecen en estas edades, más cuanto más pequeño es el niño, y al cansancio y molestia que les producen los relatos expresados, ante padres, policía, abogados, juzgado, trabajador social...

- Poner al niño en tratamiento psicológico en los casos que resulte necesario.  

 

 

Como siempre tal vez lo más eficaz es poner en práctica algunas medidas para evitar agresiones sexuales en niños

 

 

1º Tener una buena comunicación entre padres e hijos. Esto se consigue expresando día a día opiniones, experiencias vividas...tanto padres a hijos como viceversa.

 

2º Unidad y cohesión familiar; En una familia integrada el niño se siente querido por cada uno de sus progenitores y con una buena comunicación.

 

3º Permitir sentir y expresar las emociones que cada uno siente y luego hablarlo con el menor.

 

4º Saber en cada momento cada uno de la familia donde está y con quién puede estar.

 

5º Conocer las relaciones que pueden tener nuestros hijos.

 

6º No aceptar dinero, golosinas... de ningún desconocido. Y si es conocido averiguar bajo que contexto se le ha dado aquel dinero...

 

7º Investigar cuando tenga algún dinero, juguete nuevo... de donde ha podido salir.

 

8º Ver a que juegan o como se entretienen cuando están con otros niños o con un adulto.

 

 

 

                                 Mª Carmen Arasa Ayora

                                  Psicólogo. Alicante

 

 


Volver