Índice de Documentos > Varios
 

No te saltes el desayuno.

 por Dr. Antonio Redondo Romero

El último estudio de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) informa que un 22 por ciento de los jóvenes españoles acuden a clase habiendo desayunado tan solo un vaso de leche. El estudio "EnKid" sobre hábitos alimentarios de la población infantil y juvenil española dice que alrededor de un 8% van al colegio sin haber  tomado nada y además, algo más del 4% no toma ningún alimento a lo largo de la mañana.

 

 

La comida más importante del día

Los expertos recomiendan siempre tomar el 25 por ciento de la energía y los nutrientes necesarios para el resto de la jornada en esta primera comida, osea que debe suponer la cuarta parte de lo que se come cada día. El aporte del desayuno es fundamental para reponer las reservas consumidas durante el sueño nocturno, que es el periodo diario de ayuno más prolongado, y para poder afrontar la actividad física a lo largo de la mañana.

 

¿Puede un mal desayuno influir en el rendimiento escolar?

El desayuno es especialmente importante durante la edad escolar, ya que es bien conocida la asociación entre el estado alimentario y el desarrollo mental en los niños.

Diversos estudios demuestran que no desayunar adecuadamente disminuye la capacidad de concentración y el rendimiento escolar. La funciones que más se afectan en estado de ayuno son la capacidad de atención y la memoria a corto plazo (visual y auditiva). Los niños que no desayunan registran menor velocidad de respuesta en las pruebas psicométricas y cometen mayor número de errores. Algunos de los que no desayunan se llegan a dormir en clase.

 

¿Cómo debe ser un desayuno saludable?

Se intentará que sea apetitoso, completo y equilibrado. Un desayuno completo debe incluir cereales, lácteos y fruta. Los cereales y harinas aportan la energía necesarios para el funcionamiento del cerebro y los músculos. Los lácteos aportan proteínas y calcio, fundamentales para el crecimiento. No se debe perder la oportunidad de ingerir vitaminas, minerales y fibra. Incluso en la actualidad están de moda los alimentos con efecto “bio” o “bifidus”... pero las frutas siguen siendo la forma más fácil, saludable y barata de conseguirlo.

Sería necesario dedicar alrededor de 15 a 20 minutos al día, para desayunar con el fin de poder incorporar todos los elementos de manera satisfactoria.

 

¿Cómo podemos enseñar esto a nuestros hijos?

Hace 40-50 años las familias desayunaban juntas alrededor de la mesa, dedicando el tiempo necesario a esta práctica, pero en la actualidad, debido a la falta de tiempo,  son pocas las que pueden reunirse diariamente en casa para disfrutar de un desayuno saludable. Muchas familias responsables aprovechan los días del fín de semana para compartir también estos momentos y  recuperar este hábito tan saludable.

El riesgo es que un desayuno inadecuado implica una cierta predisposición a educar de forma incorrecta en los hábitos alimentarios de los jóvenes a lo largo del día y durante toda su vida.

El ejemplo es primordial y difícil lo tienen esos hijos cuyos padres no desayunan (...no les entra nada por la mañana), o se toman algo muy escaso en casa o fuera de ella. No es de extrañar que alguno de sus hijos imite a estos padres y ...tampoco tengan hambre por la mañana. Es desayuno se tiene que convertir en un hábito no en una opción voluntaria.

 

 

Dr. Antonio Redondo Romero

Pediatra.

Hospital Internacional Medimar

Alicante


Volver