Índice de Documentos > Varios
 

Musicoterapia y niños prematuros

 por Mª José Benlloch

Los niños que nacen prematuros son niños particularmente vulnerables que en ocasiones permanecen ingresados en las unidades de neonatología durante largos períodos de tiempo.

 

Por su bajo peso y los múltiples problemas de todo tipo que pueden presentar,   además de vivir en una incubadora (que por moderna que sea les somete a un umbral de ruido bastante alto), muchas veces se ven sometidos a procedimientos que son agresivos, ruidosos, dolorosos o molestos, por lo que éstos pequeños padecen un nivel de estrés considerable. Este estrés tiene consecuencias en el devenir de los niños y se traduce en cambios en la frecuencia cardiaca, aumento de sus necesidades de oxígeno, irritabilidad, sueño intranquilo y menor ganancia de peso.

 

Desde hace años es un objetivo prioritario de las unidades de neonatología el mejorar las  condiciones de vida de los bebés prematuros durante su estancia en el hospital para minimizar, en la medida de lo posible, el estrés y conseguir su desarrollo óptimo. El último procedimiento en incorporarse con éste fin es el empleo de la musicoterapia. 

  

EL EFECTO EN LOS NIÑO PREMATUROS

 

Basándose en el llamado “efecto Mozart” que demuestra que los niños que escuchan ésta música a partir de la semana 23-24 de gestación lloran menos, duermen más, tienen mejor ganancia de peso y mejor plasticidad cerebral tras el nacimiento, en la Unidad de Neonatología del Hospital La Fé de Valencia realizaron un estudio en 40 niños prematuros para evaluar los efectos del empleo de la musicoterapia. Les ponían música clásica ambiental tres veces al día, durante una hora, y comprobaron que los niños se relajaban, mejoraban su frecuencia cardiaca y su oxigenación y dormían mucho mejor.

 

El tipo de música utilizada tiene que ser apacible, envolvente y sin cambios bruscos. Hicieron una selección de Mozart, Vivaldi y Brahms y, al parecer, Mozart resultó el preferido, sobre todo cuando incluía sonidos de xilófono o naturaleza.

La experiencia resultó tan beneficiosa tanto para los niños como para los padres, que se implicaron aportando selecciones musicales, que desde entonces se utiliza de forma habitual en el cuidado de los recién nacidos prematuros.

 

Es de suponer que si la musicoterapia resulta con los niños prematuros, también pueda resultar con los lactantes y los niños más mayorcitos. Así que les animamos a probar su propia selección musical con sus hijos como método de relajación en los momentos de irritabilidad o previos al sueño. Seguro que les dá buenos resultados.

 

Fdo.: Mª José Benlloch. Pediatra. Hospital Marina Alta. Denia

  

QUE ES LA MUSICOTERAPIA

La musicoterapia es un tipo de tratamiento que utiliza la música como vehículo para mejorar y mantener la salud, tanto desde un punto de vista físico como mental.

 

La musicoterapia puede ser activa, en la que se precisa que el niño participe en la actividad que se realiza, o receptiva, cuando el niño proyecta situaciones o sentimientos mientras la escucha.

 

Se ha descrito su utilidad en niños sin problemas a los que ayuda en su crecimiento personal. Igualmente en niños hiperactivos, depresivos o agresivos así como, por distintos motivos, en disminuidos psíquicos o físicos. En el tratamiento de niños autistas les ayuda a vencer su aislamiento, y es de una gran ayuda  para aquellos que tienen dificultad en expresar, de forma verbal, sus ideas y sus inquietudes.

Cuando la música se hace en grupo, y cada uno la siente, crea un clima emocional que permite expresarse y relacionarse con sinceridad y plenitud.


Volver