Historia

HISTORIA de la Asociación de Pediatría Extrahospitalaria de la Provincia de Alicante ( A.P.E.P.A.)

PASADO y PRESENTE  

       La APEPA nació a principios del año 1986, debido al impulso de tres grupos. El primero por tradición e importancia, ya estaba constituido en Elche por unos veteranos ejemplares. Unidos por una firme amistad, conocidos en todo el país por su asistencia en bloque a los congresos, y aunque con la ilusión siempre renovada, sabedores de lo que era la Pediatría de primera línea (en aquel tiempo, sin apenas retaguardia). Por otro lado, en Alicante los MIR de la especialidad que iban saliendo del hospital, trataban de mantener sus relaciones personales, y cubrir el vacío profesional que les producía la nueva situación, organizando pequeñas reuniones. A alguien se le ocurrió la feliz idea de comunicarle éstas inquietudes a los demás compañeros, y surgió el tercer grupo, el que dio armazón y sentido a los otros dos (que hubieran seguido funcionando por separado): un elevado e inesperado número de pediatras diseminados por toda la provincia y que ejercían aislados en puestos de trabajo, se incorporaban a éste proyecto.

      La APEPA surgió con fuerza (140 socios en pocas semanas), y si sucedió de ésta forma, el motivo es también obvio: era una necesidad. Se sentía el interés por aumentar los conocimientos, por hablar de los problemas que surgían en la práctica diaria, de hacerlo sin los inconvenientes de los desplazamientos, y sobre todo de hacerlo en un ambiente de confianza, de igualdad, en contraposición a las reuniones de las sociedades científicas,  bastante alejadas entonces de la realidad del pediatra extrahospitalario.

        Y éste no fue un hecho aislado en Alicante. Se recordará por mucho tiempo el primer congreso de la entonces Sección de Pediatría Extrahospitalaria de la A.E.P. que se celebró en Sevilla a finales de ése mismo año. La respuesta fue masiva en todo el país porque tenía (y sigue teniendo) su razón de ser. La Pediatría Ambulatoria, Extrahospitalaria o de Atención Primaria, que son los distintos nombres que ha ido teniendo un mismo concepto, es un hecho diferencial claro con respecto a la asistencia hospitalaria. Ni los contenidos científicos son los mismos, ni la problemática laboral, ni la relación con los pacientes y sus familias. Todos los pediatras debemos hacer un esfuerzo de coordinación, para que precisamente ni el niño o ni el adolescente note las diferencias  cuando tenga necesidad de ser atendido. Pero era evidente que los pediatras de Atención Primaria tenían nuevas  inquietudes profesionales y necesitaban  un reconocimiento a su labor.


         El día 4 de octubre, el Dr. Prandi Farras inauguraba la andadura de la APEPA, con una conferencia sobre “La nueva Pediatría Extrahospitalaria “,  con  numerosa asistencia y el apoyo de compañeros venidos de Valencia y Murcia. Fieles a ésos nuevos conceptos, los pediatras de la APEPA dirigimos nuestro proyecto en 3 direcciones (que se van a exponer para que casi 30 años y muchos cambios después, las nuevas generaciones reflexionen sobre su vigencia y/o necesidad):

  1. Hacia los pediatras alicantinos ,con los siguientes objetivos:
  • El más importante, fomentar el conocimiento , la amistad y el respeto entre compañeros que posibilitaran una sólida unión entre todos, que es definitiva lo que justifica y hace posible la existencia de una asociación como la nuestra
  • Cumplir con el compromiso profesional , mejorando los conocimientos con una formación continuada ( actividades presenciales y puesta al día de una biblioteca especializada ) y poniendo los medios para comenzar con trabajos de investigación ( informatización de las consultas , premio de investigación )
  • Consolidar la infraestructura de la asociación para conseguir una autonomía beneficiosa en distintos aspectos como organizar reuniones en distintos puntos de la provincia, mantener una independencia económica que nos sirva para aprender a gestionar nuestros propios recursos y crear un ente jurídico que nos represente
  1. Hacia la sociedad alicantina. Como responsables de la de la salud integral de nuestros niños y adolescentes, debemos hacernos escuchar en la sociedad, participar en la educación sanitaria de la población y estar prestos como organización para colaborar con las autoridades locales, asociaciones vecinales, escuelas…en cualquier iniciativa que pueda beneficiar a nuestros pacientes. Por otro lado, esto supone un aumento del prestigio del pediatra y una diferenciación de los falsos expertos ( abundantes en nuestra especialidad ) que fomentan el confusionismo
  1. Hacia nuestros compañeros pediatras de otras sociedades Se ha intentado en diversas ocasiones la incorporación a la S. Valenciana de Pediatría para estar dentro de la Asociación Española de Pediatría ( A.E.P.), pero las dificultades administrativas aconsejaron que fuera  una elección individual de cada socio. No obstante, aunque ése es un fin deseable, pensamos que para la Pediatría en Alicante era más importante que la APEPA no perdiera su identidad, y que siguiera aglutinando a una mayoría de pediatras que estaban satisfechos con unos objetivos más cercanos

     El proyecto APEPA sigue en pie, con las modificaciones que el tiempo y las circunstancias impusieron. Nuestra magnifica biblioteca con 130 libros de las distintas especialidades de Pediatría, y depositada en el Colegio de Médicos, fue arrasada por las inundaciones del 97. Las fuentes de información ya estaban cambiando lo suficiente, como para plantearse la renovación de ésta importante perdida.  Mucho se invirtió en tiempo y medios para conseguir el programa de ordenador para la gestión de las consultas PED 2000. Los continuos avances en ésta materia y sobretodo la informatización de las consultas en la asistencia pública, desaconsejaban nuevas actualizaciones por su difícil aplicación práctica. El premio de investigación llegó a concederse en dos ocasiones, pero por la falta de presentación de trabajos  y la necesidad de ajustar los presupuestos, ha dejado de convocarse. Y éste  sí es un tema que debería retomarse, ahora que la situación económica ha mejorado.

      Se han mantenido las actividades presenciales, y por nuestra provincia han pasado las máximas referencias de la Pediatría Española, y han colaborado los mejores especialistas de la Sociedad Valenciana de Pediatría y de todos los hospitales de Alicante. La lista se haría larga, y sería injusto que nos olvidáramos de alguno, porque podemos decir que cada uno de ellos ha sido importante para nosotros y a su vez, se han llevado un grato recuerdo de la APEPA. Entendemos que esto es lo más importante que debemos preservar. Poder seguir viéndonos 3-4 veces al año, para compartir inquietudes y disfrutar de ver a los amigos de tu profesión

     Seguimos estando presentes quincenalmente en el diario Información con artículos de divulgación general sobre temas pediátricos, y seguiremos apoyando el curso para padres de adolescentes que bianualmente se viene celebrando en el Colegio Oficial de Médicos. La actividad de fin de año se mantendrá con temas culturales y psicosociales, porque no podemos estar al margen de lo que afecta a niños y adolescentes fuera de las consultas, ni a las profundas desigualdades sociales que se están generando.

     Internet ha cambiado la sociedad actual y también a la APEPA. Los boletines en formato papel y los envíos postales, se han sustituido por el correo electrónico, imprescindible para rebajar costes y tener mayor operatividad. Y la web: www.apepa.org, es el gran logro del 2015. Renovada en su imagen, con mejores contenidos, más dinámica, y sobretodo... nuestra.

       Hemos tenido un pasado respetable (“...Ésta Asociación de Pediatría Extrahospitalaria es la mejor de España y te agradecería que transmitieras mi más afectuoso saludo "  Francisco Prandi a Paulino Castells. Noviembre 2006) y tenemos un presente. Y esto sólo ha sido posible, por la unión de los pediatras de Alicante, por el esfuerzo de todos los que han tenido la ilusión de colaborar para devolverle a la Pediatría todo lo que a diario nos da.

     ¿Y el FUTURO?   “El futuro  no es un regalo, es una conquista " (Robert Kennedy).  Éste es el reto para las nuevas generaciones: demostrar con generosidad  que son capaces de coger el relevo y hacer que la Pediatría  Extrahospitalaria sea insustituible. O resignarse a verla desaparecer