43 CURSO ANUAL DE PRANDI ¿ POR QUÉ SEGUIMOS YENDO? UNA REFLEXIÓN !Fdo: Vicente Mojica Marhuenda

 Desde hace varios días mi WhatsApp se ha llenado de mensajes del tipo de “¿Vas al Prandi este año?” Se referían a los cursos GRINDOPE (GRUPO DE INVESTIGACIÓN Y DE DOCENCIA EN PEDIATRÍA EXTRAHOSPITALARIA) que actualmente dirige y coordina el Dr Luis González Trapote, mano derecha y sucesor del prof F Prandi, y formando equipo con los dres Joan Brotons Cuixart, Xavier Bruna Pérez y Jordi Freixas Benavides. El pasado fin de semana, los días 26,27 y 28 de mayo, se acaba de celebrar en Barcelona el 43 Curso de Pediatría Extrahospitalaria, cubriéndose como todos los años las seiscientas plazas que se ofertan , y a tal velocidad que a las 0,00 horas del 17 de febrero, fecha en la que se abre la convocatoria, hay tal tropel de inscripciones y a tal velocidad, que un compañero de Mutxamel se inscribió a las 00 h 5m y ya tenía el nº 9 de inscripción , y yo mismo que a la una y media de la madrugada en una noche de insomnio caí en la cuenta de que hacia una hora y media que se había abierto el plazo, y he quedado inscrito con el nº 136. No sé cuando se agotaron las plazas, pero debió de ser al cabo de muy pocos días. Del total de 594 inscritos este año, de Alicante se han desplazado 48 compañeros, todo un éxito , sólo superados por Madrid con 98 inscritos y en segundo lugar por Barcelona con 80. Por Comunidades la que tiene mayor número de inscritos ha sido Cataluña, seguidos por Madrid y en tercer lugar por la Comunidad Valenciana. A este curso repiten como veteranos un 83,58% y se apuntan como nuevos un 16,42% Ante estos datos, se impone la siguiente reflexión ¿cuál es la fórmula mágica que hace que repitan anualmente más de un 80%? ¿por qué decidimos , entre varias opciones, volver de nuevo a estos cursos? ¿Es su diseño , con la elección de los temas que se programan anualmente? ¿la organización exquisita y sin fisuras? ¿ la competencia de los ponentes? ¿o el trato personal y humano, donde el que asiste siempre se siente tan bien acogido, con un sello que D Francisco Prandi supo imprimir a estas reuniones, desde su inicio? Le planteé esta pregunta, en un descanso entre ponencias, al Dr Luis González Trapote, que dirige y coordina esta convocatoria actualmente, y me recordó que el primer curso que realizó con el Dr Francisco Prandi , figura entrañable de la pediatría española y creador del concepto de Pediatría Extrahospitalaria y de estos cursos, fue en el año 1969, entonces éstos se realizaban en noviembre, ¡de lunes a sábado! con un día de interrupción a mitad de semana para hacer una excursión y comida de confraternización , por ejemplo a Vich o a comarcas vecinas, y a este primer curso se anotaron sólo 28 , de los cuales todos eran varones. En el segundo curso de 1970, con treinta y pocos, ya asistió una mujer. Cifras que contrastan con el curso actual , en el que hemos sido de los 594 inscritos un 22,58% de hombres y un 77,34% de mujeres, porcentaje que refleja muy bien el cambio cultural y sociológico que se ha producido en nuestro país durante este último medio siglo, con la incorporación progresiva de la mujer a la vida universitaria en general y a nuestra profesión médica en particular. Estos cursos se han ido realizando con una frecuencia anual, salvo dos excepciones: el año en que falleció el general Franco, 1975, y en el que quedaron suspendidas muchas actividades académicas, sin embargo hubo otro año en el que se realizaron dos tandas, pues entonces lo máximo permitido
eran 150 y quedaron tan desbordados que admitieron otros 150 y se repitió el mismo curso a los pocos meses. Personalmente comencé a asistir a estas reuniones anuales a comienzos de los 80, pero ya tenía noticia de ellos, porque el Hospital de San Rafael estaba contiguo a la Ciudad Sanitaria en el Valle de Hebrón, que era donde yo me encontraba realizando el MIR del 75 al 79. Y de esta época , dos recuerdos que me han perdurado de esos años de formación, han sido : por un lado, los amaneceres en el horizonte del Mare Nostrum con las tres chimeneas de Sant Adrià a la altura de Badalona, desdibujadas por la bruma, desde el último piso del Hospital Infantil donde muchas noches de guardia habíamos estado peleando con una membrana hialina, o con una patología grave que nos impedía el descanso, y éramos testigos de los cambios de luz en la ciudad nocturna y de muchos soles nacientes , impresionistas como los de un cuadro de Monet, y el otro recuerdo era precisamente salir por la mañana de guardia y ver al lado el Hospital de San Rafael donde anualmente venía indicada una pancarta grande, blanca , con el curso de Pediatría Extrahospitalaria, bien visible desde varios puntos externos al hospital , a lo largo del paseo Valle de Hebrón. Cuando me incorporé a estos cursos a principios de los 80, aún se celebraban en el Hospital de San Rafael , eran ya de tres días seguidos en fin de semana, y aunque las sesiones de la mañana se realizaban en un salón de actos con capacidad máxima de 200, con unas sillas de madera sin forrar, de asiento abatible y adosadas -que dejaban marca transitoria en trasero y espalda a la media hora de uso, -y por la tarde había un desplazamiento en autobús para comer y seguir las sesiones en el salón de actos de Sandoz, ya en el ensanche barcelonés,( aquí creo recordar asientos más muelles.) Actualmente el curso se realiza en l´Illa Diagonal, de BCN, maravilla de la arquitectura que se abrió en 1993 y diseñaron los arquitectos españoles Rafael Moneo y Manuel de Solà-Morales , y representa al Rockefeller Center de Nueva York tumbado en el suelo y siguiendo el concepto de una Illa de Ildefonso Cerdá , diseñador del Eixample, con su actual trazado de líneas perpendiculares y paralelas que dividen la ciudad en bloques de Illas , cada una con su enorme patio interior que ilumina internamente las casas. Y en este precioso centro comercial se celebra el curso en el salón de AXA (antes Winterthur) , magníficamente equipado, y con una capacidad para seiscientas personas, que en el presente año y siguiendo los protocolos de seguridad para dejar espacios para minusválidos y salidas de emergencia , se ha reducido con alguna plaza menos, y la estructura del curso sigue siendo de 5 horas el jueves, 5 horas el viernes y cuatro horas el sábado por la mañana, distribuidas en media hora de exposición del tema programado y media hora de preguntas y respuestas , tan fructíferas como la primera parte. Entre una sesión y la otra los descansos de quince o treinta minutos y la hora de la comida están estratégicamente pensados para evitar el cansancio. Comienzo exacto a las 9h y finaliza a las 16h 45 Los ponentes suelen ser las figuras más relevantes de la pediatría catalana en relación con cada tema, no necesariamente el número uno tipo o modelo catedrático, sino el más adecuado por su experiencia , aunque hemos tenido el privilegio de escuchar a muchos números unos, de los que no me atrevo a citar nombres para no crear agravios por omisión, pero ciertamente el nivel es excelente y los objetivos suelen quedar superados con creces.
En la despedida de este año, el sábado 28 de mayo, el Dr Luis González Trapote, cuando con la fotografía del Dr Francisco Prandi i Farràs ( Sabadell,1928-Barcelona,2011)proyectada en el centro de la pantalla, glosaba su figura, nos emocionó a los veteranos, los que ya hemos cumplido los 64 y hemos conocido bastante de la historia y evolución de estos cursos, al decirnos : “muchos de vosotros sois muy jóvenes y no habéis llegado a conocer al profesor Prandi, pero él fue el primero que habló en España de Pediatría Extrahospitalaria.” A su sombra se produjeron la creación dentro de la AEP , de la sección de Extrahospitalaria en 1983, con su primer congreso en Sevilla, aunque ya antes se había planteado el término de atención primaria pero le parecía (en esos momentos) algo pretencioso, y el de pediatría ambulatoria tenía la connotación negativa de los viejos ambulatorios. A él le debemos consejos y valores como los que ofrece un profesor sabio y bueno: “vosotros tenéis la responsabilidad de formaros siempre, formación continuada, ya lo estáis haciendo al asistir aquí, la obligación de estudiar y no quedaros anquilosados en una rutina, leed las últimas publicaciones , estad al día, no se puede estar ejerciendo sin el estudio continuado, y aprended inglés que va a ser imprescindible en un futuro ya muy próximo, mucho más importante que el francés que se nos impuso a nuestra generación, el niño y su familia ha de ser objetivo de vuestro esfuerzo , y en fin la ilusión por la pediatría como vocación y modo de estar, de ser y de realizarse en el mundo, haciendo muy bien las cosas. Cito sus frases de memoria. Confieso que me sentí como un observador pasivo, que mira transcurrir en una cinta el paso del tiempo, y quedé un poco conmovido. Tuvimos la suerte de tenerlo aquí en Alicante el 4 de octubre de 1986 para la inauguración de la APEPA con una conferencia sobre “La Nueva Pediatría Extrahospitalaria” invitado por la junta directiva de la APEPA, cuyo presidente era el Dr José P. Valdés , y que ha tenido la gentileza de remitirme el documento original , escrito con la máquina de escribir de don Francisco, y como acertadamente me comenta “…treinta años después , ya nos gustaría que todos entendieran la lección del Maestro. La APEPA es hija de Prandi, y todo este tiempo después nuestro compromiso sigue firme, con el que nos enseñó el camino a seguir, el que nos devolvió la autoestima a los pediatras ambulatorios, extrahospitalarios o de atención primaria…Como él mismo decía, lo que importa no son las banderas, es el fruto del trabajo, el beneficio de nuestros pacientes . Y eso , ahí está para quien quiera verlo.” (sic) Volvió en diciembre del año 1991 junto al dr. González Trapote para hablar de “Investigación en Pediatría Extrahospitalaria”. Un premio que instituyó la APEPA y que se abandonó por falta de presentación de proyectos. Dada la actualidad y el interés de la conferencia inaugural de la APEPA y su completa vigencia treinta años después, se adjunta el contenido completo de la misma como lectura aconsejable para estos meses estivales. Y yo quisiera agradecer todo este esfuerzo repetido anualmente, con estas líneas , y decir que sí, que volveremos mientras podamos y que seguirán yendo las generaciones más jóvenes a los cursos de GRINDOPE, pero para todos “los cursos Prandi” , porque todas las preguntas que hemos hecho al comienzo de la esta reflexión: la elección de los temas, el nivel de los ponentes, la exquisita organización sin fisuras con horarios exactos , la cercanía y cordialidad de trato, etc. todas estas premisas se cumplen sobradamente , siguiendo la huella con que el Prof Prandi supo crear estos
cursos. Animo encarecidamente al que no haya asistido a ninguno, a que pruebe. Seguro que volverá. ! ! Fdo: Vicente Mojica Marhuenda ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! !

Los comentarios están cerrados.