Boletín APEPA julio 2015

SERVICIO DE PEDIATRÍA. CENTRO SALUD SAN FERMIN 2015. ELCHE
El 30 de Octubre de 1960 se inauguró en Elche el ambulatorio de San Fermín. Debe su
nombre al entonces ministro de trabajo y el “san” a las vinculaciones con la iglesia de la
época. Supuso una inversión de 14 millones de pesetas y pasó así a convertirse en el
primer centro sanitario público de Elche.
Antes de la apertura del Hospital General Universitario, San Fermín fue durante muchos
años el núcleo de la sanidad ilicitana y esta llamado a seguir teniendo un papel
destacado en el dispositivo de la atención primaria como centro sanitario integrado
contando para ello con unidades de apoyo al diagnóstico y tratamiento.
Se creó como consultorio, se transformó en Centro de Especialidades en 1990 y en 2010
como Centro de Salud para atender a una población aproximada de 35000 personas.
Se remodeló (aunque solo su planta baja -donde nos encontramos nosotros-) en
diciembre de 2011.
La plantilla de pediatría la formamos actualmente 4 jóvenes y entusiastas pediatras (Dra
Cristina Martinez, Dra Eva Mª Merlos, Dr Juan Caturla y Dra Angelita Rosario) y 2
fantásticos enfermeros (Mª Luisa y Carlos).

JULIO 2015

 

 

 

De nuestro grupo destacamos el buen ambiente que hemos creado donde impera el
compañerismo y las ganas de mejora.
Atendemos a mas de 3600 pacientes pediátricos en nuestras consultas en horarios de
mañana y tarde los días laborables de 8 a 21 h y es en nuestro centro donde rotamos
todos los pediatras del área 20 de salud los sábados de 8 a 15 horas para atender a
nuestros pequeños pacientes.
La cartera de servicios para la población infantil de nuestro centro consta de:
⁃ consultas pediátricas programadas y a demanda
⁃ urgencias pediátricas
⁃ vacunación y programa de revisiones del niño sano
⁃ odontopediatría
⁃ radiología
⁃ consulta de salud sexual y reproductiva
⁃ trabajadora social
⁃ dermatoscopia
⁃ retinografía
⁃ espirometría
⁃ inspección médica
⁃ matrona y taller de lactancia materna
⁃ podología
Sin más, un saludo a todos los compañeros.
Equipo Pediatría Centro de Salud San Fermín. Elche
Tras la dolorosa noticia del fallecimiento del niño por difteria, nos han enviado unas
reflexiones que han querido compartir con todos nosotros. ¡Muchas gracias a todos!
* La primera es de nuestra compañera Patricia Company. C. S. El Plá Elche:
Hace unos días, nos despertamos con la triste noticia del fallecimiento de un niño por
difteria en España.
¿Qué estamos haciendo?
Para conseguir la disminución de la mortalidad infantil, uno de los avances más
importantes, fue la aparición e introducción de la vacunación, junto con las medidas de
higiene, la aparición de los antibióticos y la atención al parto.
Luchamos por vacunar a los niños de los países menos desarrollados o en vías de
desarrollo, para intentar mejorar su calidad de vida y su salud y en cambio, en nuestro
país desarrollado, al igual que en Europa y el resto del mundo, iniciamos un retroceso
en salud.
Pero con eso y con todo, parece que no somos capaces de convencer a la población de la
importancia de la misma.
¿Qué está pasando?
Nosotros, desde la APEPA, abogamos por la vacunación infantil, y todos los años
invitamos a algún experto en el tema, sabedores de la importancia del mismo para
nuestros niños, intentando mantener una formación continua y actualizada, aún a
sabiendas de que al final los compañeros se pueden cansar de tratar siempre temas de
vacunas.
Bien es cierto que los últimos acontecimientos acaecidos en relación a la retirada del
mercado de la vacuna de la varicela o la imposibilidad de comprar la vacuna contra el
meningococo B, no van a favor de que sea un tema de tan vital importancia, ya que
nuestras autoridades sanitarias parecen decir: "no es tan importante vacunar de
determinadas enfermedades", pero la población recibe otro mensaje, ya que en eso se
apoyan los grupos antivacunas ( si las tenemos y no las dejamos poner...por algo será).
Por una causa u otra, la corriente de " NO VACUNAR" nos está ganando terreno.
Si queremos transmitir a nuestra sociedad y especialmente a nuestros padres, que la
vacunación es fundamental para el bienestar de sus hijos, todos debemos remar en la
misma dirección, no podemos explicar en la consulta la vacunación y sus beneficios, si
posteriormente tenemos que explicar la causa por la cual no se venden en las farmacias
vacunas seguras.
En mi cupo cercano a los 1000 niños tengo dos familias con negación expresa a vacunar
(y no he escrito SOLO, ya que aunque el porcentaje es bajo, para mí sigue siendo alto).
En las escasas visitas a la consulta que realizan, intento expresar mi opinión y dialogar
con ellos sobre vacunas intentando averiguar sus motivos (ya que realmente no se abren
mucho con este tema) para así poder responder a sus recelos e intentar sembrar la
semilla de la duda acerca de su decisión, pero, si bien es cierto que una de esas familias
tiene clara su opción y se apoya en la " toxicidad" de las vacunas y en el "efecto
rebaño" (aunque desgraciadamente hemos visto como no siempre es efectivo) la otra,
sanitaria la madre de profesión y en ejercicio activo, aún está "pensando" qué vacunas
poner o qué hacer.
Yo sigo intentándolo.
Pero ¿qué podemos hacer?
-Desde nuestra consulta, informar, informar, informar sobre vacunas.
-Desde la APEPA formar a los compañeros con expertos sobre lo más novedoso en
vacunas.
-desde las autoridades sanitarias, dar un mensaje claro a la ciudadanía y caminar en la
misma dirección que nosotros, cosa que sería más facil, si las personas a cargo de los
ministerios y consejerías de sanidad fuesen personal sanitario, en mi opinión.
Me gustaría escribir dentro de unos meses una nueva reflexión sobre el tema, para poder
comentaros que en mi cupo no tengo ninguna familia sin vacunar y que las tasas de
vacunación en España han aumentado mucho, por lo que seguiré trabajando pero
necesitamos ayuda de todos, ya que el tema es importante y las consecuencias para
nuestros niños también.
* La segunda es del Equipo Pediatría C.S. Raval Elche
Ante el desgraciado caso del niño fallecido por difteria que, al igual que todos vosotros,
fuímos siguiendo día a día por los medios de comunicación, queríamos compartir un par
de reflexiones:
Se ha realizado, como así debe hacerse, una búsqueda de portadores entre los niños y
adultos que estuvieron en contacto con el menor. Pues bien, mientras los medios han
“machacado” una y otra vez que son 8 los niños portadores, sólo en algún medio se
menciona de pasada que sólo a 2 adultos se les detectó la bacteria en faringe.
“Ocho de los 57 compañeros y amigos del niño infectado con difteria analizados en Girona son
portadores asintomáticos de la bacteria de la difteria”
“Los técnicos de la Agencia de Salud Pública de la Generalitat han detectado la bacteria responsable de
la difteria en ocho niños cercanos al enfermo.”
“Dos de los ocho niños que eran portadores asintomáticos de la bacteria de la difteria han sido hoy
dados de alta al dar negativo en el control que se les ha efectuado.”
“Diez personas, ocho niños y dos adultos, del entorno del menor afectado por difteria, dieron positivo a
la presencia de la bacteria”
“otros adultos portadores de la bacteria”
Mientras a los niños portadores se les mantiene en casa con tratamiento hasta que se
negativice el cultivo, a los niños vulnerables, por no estar vacunados, se les permite
seguir acudiendo a la escuela. ¿No es un poco el mundo al revés?. Mientras unos padres
vacunan a sus hijos para darles protección frente a unas enfermedades y con ese acto
también están siendo solidarios por el efecto rebaño, ahora vuelven a demostrar
solidaridad quedándoselos en casa con las consiguientes repercusiones laborales. Y no
perdamos de vista que esta reclusión en casa, es también una señalización pública como
portador y por tanto posible orígen del contagio.
“Según el consejero de Salud de la Generalitat de Cataluña, Boi Ruiz, los pequeños «no han
desarrollado la enfermedad gracias a que están vacunados», pero se les ha aislado en sus casas para
evitar que contagien al 3% de niños de la comarca de la Garrotxa que no están inmunizados.”
«Pero con esta medida se consigue reducir drásticamente el riesgo de transmisión a otros contactos
susceptibles que podrían no estar adecuadamente inmunizados». Dr. Ramón Cisterna presidente del
grupo de vacunas de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
(SEIMC).
“La Agencia Catalana de Salud Pública ha detectado que ocho compañeros del niño con difteria son
portadores asintomáticos de la bacteria (...) quedarse en casa para evitar que contagien a otras personas
que no están vacunadas. En seis u ocho días, se les realizará un cultivo de control para ver si la bacteria
ha desaparecido.”
Queda mucho por recorrer en la protección de los derechos del niño.

Colaboradores 2015

Los comentarios están cerrados.