¿QUE PASA CON LA VACUNA DE LA VARICELA?

por Isabel Rubio

Desde el pasado verano se fue detectando en las farmacias un desabastecimiento de la vacuna contra la Varicela (Varivax).

A pesar de ser una vacuna no incluída en el Calendario de nuestra Comunidad, los pediatras venimos recomendándola desde que se inició su venta libre en farmacias, siguiendo las indicaciones de las Sociedades Científicas más vinculadas al empleo de vacunas, como el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría que aconseja 2 dosis: la 1.ª a los 12 meses (es aceptable a los 12-15 meses) y la 2.ª a los 2-3 años de edad, preferentemente a los 2 años. En pacientes susceptibles fuera de las edades anteriores, vacunación con 2 dosis con un intervalo de, al menos, 1 mes.

La varicela es una enfermedad infecciosa causada por el virus de la varicela-zóster y cursa con una erupción vesiculosa generalizada, que afecta a boca, párpados y área genital, pruriginosa, que cursa a brotes y suele acompañarse de fiebre y malestar general. El contagio es fundamentalmente directo, a través de las gotitas de Pflügge que soltamos al hablar; también existe la posibilidad de contagio del feto si la madre gestante la presenta.

Una vez pasada la enfermedad, confiere inmunidad permanente, pero el virus queda latente de por vida en los ganglios y en situaciones de déficit inmunitario puede reactivarse y originar el herpes zoster.

El periodo de incubación suele oscilar entre 14 y 21 días, se inicia con un cuadro a veces catarral, fiebre o conjuntivitis y aparecen al cabo de 24-48 h. el clásico exantema. A partir de ahí la erupción va cambiando hasta fase de costra, que puede dejar cicatríz residual permanente. Hacia el 7º día el niño podrá incorporarse de nuevo a la escuela.

Aunque en la mayoría de los casos la enfermedad tiene un curso clínico benigno, las complicaciones pueden ser graves incluso en niños sin patologías previas: desde la sobreinfección de las lesiones, afectación ocular, neumonías, encefalitis, etc. Sin olvidar la gravedad de la afectación del feto, si se produce la enfermedad materna antes de la 20ª semana, o del recién nacido si la madre padece la enfermedad en los 5 días previos al parto o en los 2 días siguientes al mismo.

La vacunación frente a la varicela en la primera infancia ha demostrado ser beneficiosa en numerosos estudios y países con vacunación universal como Estados Unidos (desde 1995). En Europa unos países la tienen en su calendario oficial como Alemania y en los que no la tienen como vacuna sistemática se encuentra disponible en las oficinas de farmacia para su prescripción libre. En España, las Comunidades de Madrid y Navarra, desde el 2006 y 2007 respectivamente, tenían implantada la vacunación universal, así como Ceuta y Melilla. Los datos de efectividad publicados son espectaculares: en Navarra entre el 2006 y 2012 la tasa de incidencia ha disminuído un 97.3% y la tasa de hospitalización por varicela, en menores de 15 años, ha disminuído un 89%.

En el resto de Comunidades (desde enero del 2014 también Madrid) la vacuna frente a la Varicela está incluída entre las vacunas sistemáticas a los 12 años.

Ante el desabastecimiento, diferentes sociedades científicas relacionadas con las vacunas han pedido a la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) que informe por los canales oficiales del porqué de la medida y a día de hoy sigue sin hacerlo. La AEMPS ha tomado esa decisión, de gran impacto en la salud infantil, sin informar a la población ni a los profesionales sanitarios implicados.

La European Medicines Agency (EMA) las mantiene autorizadas y recomendades y por supuesto no se ha producido ninguna alerta en nuestro país ni en ningún otro, ni problemas de seguridad o calidad de la vacuna, ni cambio en la ficha técnica.

Los pediatras de la Asociación Pediatría Extrahospitalaria de la Provincia de Alicante nos reunimos hoy en el Colegio de Médicos para hablar, entre otros, de este tema. La situación afecta de lleno a la igualdad, ética y legalmente necesaria para todos los niños de nuestro país y se está privando del uso de este producto sanitario y de sus demostrados beneficios a aquellas personas que deciden su empleo siguiendo la recomendación de su pediatra.

 

Los comentarios están cerrados.